27 de abril de 2010

Mientras duermo todo sucede:
los mediocres se doctoran cum laude,
los deformes dejan de salir rana,
los falsos afilan sus falacias,
los hambrientos comen langosta
y los insomnes descansan.
Mientras duermo congelado
acontece el reparto del pastel
sólo para bocas espabiladas.

22 de abril de 2010

Si sueño con hacer
amanezco hundido hasta las rodillas
en el fango impecable de lo cotidiano.

Así que hago para no soñar,
hago para no tener que dormir,
hago para espantar lo que no hice.

Si sueño, me clavo
frente a la extrañeza
de no estar vivo.

17 de abril de 2010

¿Quién es ese hombre?

“ Y hay un hombre de pie sobre mis huellas”
M. Alcántara.
Esperando la voz del dios
agarrotado en su regazo,
acuchillando retazos
de furia empeñada
en ser al menos hombre.
Se esconde y deja extrañas
las palabras y un débil golpe
de puño sobre agua mansa.

13 de abril de 2010

Tu voz me empuja

Tu voz me empuja al suicidio.
No por ominosa y lúgubre,
húmeda, oscura y oxidada;
no por sonar siempre triste
sino por estar vacía:
por no querer decir nada.

7 de abril de 2010

Diminutos gestos

Diminutos gestos.
Diminuta estancia.
Diminutas horas para llenar
de abotargado deseo.

Tan cortas tus palabras
como profunda la sonrisa
cicatrizada en este recuerdo
amable, traidor de la verdad
última de dos cuerpos diminutos
condenados a parir distancias.

Diminuto, encogido, seco
el posible tú, el quizás yo,
la voz, resorte del tedio.
El trueno pedigüeño extendido
entre mi famélica fe
y tu respetuoso egoísmo.

Diminutos los dos
hasta acabar siendo sin rumbo
amortajados por los errores
que no quisimos permitirnos.