30 de noviembre de 2010

Tres perros y un destino

El chiste del moreliano, el murciano y el sevillano.

Se reúnen los silencios
para decirse separados
en un salón de humo
invadiéndose las mentiras.

Uno ronca truenos,
otro aviolina jamones,
y yo sólo bebo.

Los silencios alimentan,
diplomáticos, al país
enfocado por su ironía
mullida y deseada.

Un Livingstone supongo
de paso, de vuelta, apasionado.
Un Huckleberry río arriba,
pecho esclarecido y arrasado.
Un Horla críacuervos
y te sacarán lo inesperado.

Silencios elocuentes
entre afanes y espinas,
planes y cielos abiertos
sin minas. Dos espasmos
de genialidad espoheráldica,
de escudos de espuma;
una trinidad en suma:
mis excusas sabáticas
y sus contextos dispersos.

Para Negrete y Fermín.

25 de noviembre de 2010

Sin título

En esta ciudad desotoñada
los naranjos doblan las ramas
sobre fondo cielo, plomo y nubes.

En esta ciudad rasgada
falta la sangre en las copas:
hambre en el enjambre de bocas.

En este habitar sesgado
obtiene a disgusto una porción
insuficiente de calma;

aquí mordisquea el ahora,
correoso como carne vieja,
aquí imagina mañana
una revolución a medida.

En esta ciudad, este cuerpo,
sin hojas rojas, discurre
realidad abajo, sin conclusión
válida para quejas apocopadas.

24 de noviembre de 2010

Distancia

nuestra distancia comenzó
cuando gritaste palabras construidas para ser susurros

distancia
predecible y coja
acercándose mientras me tapo con el calendario

comenzó
como una grabación reproducida de noche bajo mi almohada

continuó
alimentándose de la ceguera de mis dedos seniles

terminó
contigo llamando para advertirme de tus ganas de morir.

distancia
dulce con pata de palo
parada frente a tu alegría apenas disimulada

11 de noviembre de 2010

Sexualidad de los esqueletos

La espiritualidad está sobrevalorada.
Mi alma no tiene labios ni lengua,
la tuya brilla mucho pero carece de orejas.
Así que si mi alma no habla
y la tuya no se entera
para qué queremos querernos etéreos
si esta tu cama o las aceras
para destrozarnos chocando los huesos.