17 de agosto de 2011

Parajos

Sólo tenía que graznar
a la gaviota:
levanta el vuelo!

Sólo tenía mis entrañas
para alimentar
la manda de cuervos.

Sólo quería cantar
como el canario
Papillón, huido y despierto.

Solo sin campanario,
original zancuda,
vuelvo a África este invierno.

Para John, que me prestó el título.