31 de octubre de 2016

El yo

el yo detrás del nosotros
siempre activo
un yo artesano
que poco tome del catálogo
de angustias

el yo detrás de objetivos propios
con ojos como balanzas
que no se enquiste
un yo desacostumbrado

el yo detrás del futuro 
seguro de su papel
equipaje de mano preparada

un yo despierto y lúcido
reservorio de epidemias que sanan

un yo para todos los que esperan
sin empuñadura ni retroceso

carente de abismos sin puentes
uno presente en todas las distancias 

27 de octubre de 2016

Rabia

Imagen: Petras Gagilas

Esta rabia
no es más que la sospecha a flote
el eco de mi cadáver satisfecho susurrando:
«te lo dije»

Este suelo siempre sucio
que no puede tapar el ruido
de la confrontación
esta trampa para hombres buenos

Tanta rabia
a todas horas
con la piel girada 

quiero no olvidarme el corazón en el presente

quiero desde el fondo del cielo
que me duela el sueño que compartimos

quiero que esta rabia
no sea el logro que legaré a mi gente

24 de octubre de 2016

diminutillos

214.

Hay un huerto de hambrientos hombres
Retorcidos restos y rescoldos
de lo que fue fuerte y se ha fundido

Hay intentos tuertos y caminos engolados
Demasiado de tanto todo
que vivir se hace de prisa
y darse cuenta se hace añicos

Hay un huerto en cada hambriento
piel ceniza del consumido
terreno ignorado y fértil
posos presentes en todos los destinos

20 de octubre de 2016

Cuestión de interés

No me interesa el olor a tuiter fresco de rosas
sino el real hedor reservado,
esa circularidad cotidiana y ese hastío;
las bombillas que ya no prendes
o la boca llena de alforjas vacías

No me interesan, cazador cazado, 
los jirones entre tus dientes de crédito
sino el miedo al furtivo miedo 
de no ser más que una miseria especular
a la que se le cae el pelo y los sueños

No me interesa la función de los correctos,
esa caverna hiperconectada y bulliciosa;
tu opinión, tu pellejo exclusivo o tus hazañas
                                                                 
Prefiero esperarte,
perseverar en el integro desnudo.
Seguir probando las antiguas nuevas palabras.

16 de octubre de 2016

13 de octubre de 2016

diminutillos

212.

No huyas, me decían
No corras, me decían
No hay escapatoria, me decían

Lo intenté a su manera
y todas callaron escalones
hacia el patíbulo de su asentimiento
Allí pude escucharme el corazón
atacando mi primera verdad:
«lo suyo era la huida»

Utilicé los dientes del animal
y mordí el presente 

Hoy camino con las voces
No huyas, no corras, no hay escapatoria

Sé que mienten

10 de octubre de 2016

Azucarillo



yo que no he leído ni la mitad
del hambre de mis ojos
yo que no he vivido ni la mitad
del deseo de mi pecho
yo que no he latido ni la mitad
del ansia asignada

me disuelvo en todos
y como todos lo intento
me diluyo en el sueño compartido
como el mejor cualquiera
con toda la existencia pendiente
arrastrando la duda
lo intento
pero pocas veces lo consigo

6 de octubre de 2016

diminutillos

211.

Que tus rectas sepan torcer
pero que corran cercanas
Que tus líneas se enderecen
y se miren mientras hablan
Que tus vidas sean plenas
vividas mientras se gastan

3 de octubre de 2016

Ansiedad


Todo por la ansiedad, pero que no se note.
Combustible de nuestros días
que nadie admite beber a morro.

Todo se dirige a la ansiedad,
como si una taimada conspiración
la propagara y se sentara a recoger
nuestras vidas antipersona.

Yo, que la conozco desde la infancia,
que dialogo con sus amenazas,
no me libro de sus servidumbres:
soy uno más de los que se deslizan.

Pero cuando me miro al silencio
veo mis carencias y suspiro.

No, no tiraré la primera piedra
sino es la adecuada,
sino es la que rehaga las ondas de la calma.