19 de enero de 2017

diminutillos

228.

mi primer muerto fue una monja
mi espera aún la primera
mi última revelación se veló
y aquí sigo, intentándolo
con unas fuerzas que no son mías
queriendo mejor y buscando
en otras caras lo que intuí entonces
en la sonrisa quieta de la sor

No hay comentarios: