9 de febrero de 2017

La lengua fuera

En estos tiempos que corren
más que nosotros
ciudadanos de élite
que se entrenan para el olvido
no hay meta que justifique
tanta cosecha de corazón inmaduro

se pierden ideas y bellezas
nos comemos el mendrugo helado
y lo llamamos vida

se empecinan los dientes
en masticar la piedra angular
que sostiene la inercia sacralizada

se agolpan los fracasos
a las puertas de las sastrerías más finas
compiten por el mejor atuendo
para su frío impronunciable

En estos tiempos dopados 
hay que volver al agua y al alcohol
para limpiar y soltar la lengua
hasta devolverla al que quiera la palabra

No hay comentarios: