Soy y hago

Soy Víctor L. Briones, nací en Sevilla en el mes de mayo de 1979. Me licencié en Psicología, pero actualmente, y aunque podría perfectamente vivir de la poesía, me dedico a labores de corrección y asesoramiento editorial. 
 
He publicado relatos y poesía en varias antologías como: Antología IV, certamen de poesía y relato, Grupo Buho (2007); Textos desobedients, Espiral Literaria (2010); PestanYes y pestaÑas, Espiral Literaria, (2010); Días de luna, Punto Rojo (2012); Memorias, Espiral Literaria (2014) y MagranaGranada, Espiral Literaria (2014); Por miedo, Espiral Literaria (2015). He colaborado con varias revistas como Cuerno de la Luna, Letras del Parnaso o Noches Áticas. Varios de mis poemas han sido seleccionados para la antología Anónimos dentro de Cosmopoética (El Dispensario, 2012 y 2013).  

Publiqué Insectos (LaEspiral Literaria), en abril de 2013.



Actualmente colaboro con: 

La Vida Útil, haciendo crítica literaria y reseñas.
EFE (Escuela de Formación de Escritores), impartiendo cursos de creación poética.
Editorial Triskel, también como tutor de cursos de creación literaria.
Boocle, escribiendo artículos sobre edición independiente.
Revista Scribere, como asesor de la sección de poesía. 
Libros Prohibidos, como reseñista.
Autorquía, corrigiendo y elaborando informes de lectura.
Portal del escritor, impartiendo cursos de creación poética. 



***

Todo lo de arriba siendo formal, porque cuando llego a casa y me enfundo en mis pantuflas de ver de lejos soy una persona imantada. Me siento atraído por lo que me parece bello, leo toda la poesía que puedo, intento seleccionar novelas interesantes y alguna que otra obra para alimentar ese lado crítico que creo es más que necesario. Estas tres patas para el banco me las enseñó Ray Bradbury.

Escribo cuando no hay ruido fuera o dentro.

Cosas que me gustan: los monos, el café, un mono tomando café mientras lee Rimas de Gustavo, el poeta no la rana; La cerveza como excusa con toda su parafernalia social, los amigos que forman parte de esa parafernalia y que la justifican, ir a Portugal de vez en cuando y más lejos si el cochino ha engordado lo suficiente. La pasión en todas sus representaciones menos las religiosas. Toparme con gente interesante, coherente, humana e inquieta.

Cosas que no me gustan: Aquí voy a tener que resumir mucho para no parecer un quejica. Todo lo que en tu mente (y, en este punto, sin haber abierto tu cabeza para mirar me arriesgo mucho) se asocie con La Nada de la Historia Interminable.



No hay comentarios: